Seguidores

Cambiar...

...de pequeños a grandes. O estancarnos, y seguir siendo una mezcla de ambos. Escribo porque la vida me lo pide, sino voy a lograr que mi cerebro explote. Los ultimos dias dan mucho de que hablar, pero no se si alguien entiende cuando me gusta dejar las cosas atrás y no acordarme. Seguro que no.
A veces pienso, por una de esas casualidades de la vida, concluyendo con que tengo miedo de tantas cosas sin importancia que no se. Me saco. Solamente porque hay situaciones y personas totalmente irrelevantes y yo me preocupo como si fuera el fin del mundo pero cuando algo groso se acerca, algo a lo cual realmente temerle es lo minimo que deberia hacer, no le doy ni la mas minima importancia y dejo todo fluir.
Le prometo que cuando llegue una gota de felicidad voy a escribir algo como la gente, pero justito ahora parece que el tiempo se quedo detenido en sensaciones lindas y feas y no encuentro emoción de nada. Todo empezó despues de dejar de creer en la gente, una vez más. Pero, ¿cuando termina? ¿como termina?  Ya no soy la misma, con nadie, y eso es una de las pequeñas cosas que no deberian de asustarme, pero ahi estan, ni dormir me dejan. Me rayan, subconcientemente sé que es por eso y aun asi nada cierra, por un momento estaba al lado de alguien que me hacia feliz, ibamos a tener una familia feliz nosotros y nuestro hijo, en un hogar feliz, rodeados de gente feliz; y repentinamente vuelve el vacio, me preocupa no poder volver a ser esa, volver a ser yo, la persona en que me habia convertido desde que te conocí. Ya no me reconozco ni a mi misma, ni a nadie de los que nos rodean. Y juro que quiero salvarnos, quiero salvarme, salir de una vez por todas del poso profundo en el que me cai; pero si fuera tan facil no habria lagrimas en mis ojos y mi corazon no se aceleraria tanto cada vez que te vas.








Tengo que aprender a dejarte ir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

banner

banner