Seguidores

ni yo podria haberlo dicho mejor

Pablo y Marisa disfrutaban todos los días del cielo que habían alcanzado desde el momento en el que empezaron a salir: encuentros con amigos, cenas en restaurantes, películas dos veces por semana, desayunos enredados entre las sábanas. Marisa, un encanto –lo decía todo el mundo– y Pablo, una suerte para cualquier mujer como Marisa. Ella siempre tan arreglada, tan atenta a todos los detalles de su casa, divertida como pocas hasta en las peores situaciones lograba sacarle una carcajada al amor de su vida. Y él, puro romance: si no había flores eran bombones o perfumes. Pablo, tan amante de los Stones fue capaz de ver un recital de Luis Miguel o peor, de Ricardo Arjona, con tal de ver a Marisa con esas cosquillas que le subían por la panza cuando sonaba su música preferida. Y cuando vieron las dos rayitas en el test de embarazo confirmando lo que todos a su alrededor esperaban... fue la gloria en esa casa de tres ambientes que siempre olía a sándalo. Y así pasaron nueve meses de embarazo. Todo un idilio que no podía sino terminar en uno de esos bebés dulces que muestran los calendarios. Y un día nació Juana. Un 14 de noviembre. Y Pablo estuvo en la sala de partos y Marisa le agarró la mano fuerte, muy fuerte durante todas esas horas de contracciones interminables. Juntos, ahora tres, volvieron a la casa con planes de continuar en esa luna de miel que se perfilaba eterna. Peeero... hete aquí que los días empezaron a mostrar otras caras. Una Marisa casi muda, con ojeras y dolores de cintura. Un Pablo irritable que no entendía ni eso de la cuarentena ni los ojos de su mujer que ya no lo miraban. Una bebé que sólo mostraba carita de calendario cuando dormía (jamás más de una hora y media seguida). Una habitación interrumpida por una cuna que nadie ocupaba: la beba en el medio de los dos, aunque Pablo nunca estuvo muy de acuerdo.

1 comentario:

  1. Cuánto de verdad hay en esa historia.
    No se lo sabe hasta que se lo vive.
    Cuánto puede llegar a cambiar una persona?

    Muy interesante tu blog.
    Gracias por pasarte por el mio.
    Fue bueno encontrarte ahí como seguidora.
    Nos leemos!

    ResponderEliminar

banner

banner