Seguidores

Resumiendo



Lunes Siete de Diciembre, 2009
Desde la mañana empezó el dolor, me di cuenta que se acercaba algo porque no pude seguir durmiendo a pesar de que el cansacio me tiraba de los parpados y todavia tenia las piernas debiles. Pero las contracciones no empezaron hasta la una y media del mediodia, despues de un buen baño caliente, en el momento menos indicado, nadie en casa. Asi que, con Caro, guardamos todo, empezamos a marcar diferentes numeros telefonicos casi al mismo tiempo, y volamos al hospital para que me revisen. De ahi en más solo estube en una cama de hospital contando contracciones hasta las siete de la tarde, o al menos eso me dijeron porque a mi se me pasaban mil cosas por la cabeza menos la hora. De ahi pasé a la sala de partos y despues de un trabajo arduo con mi chico (que, dicho sea de paso, se porto como todo un hombre y gracias a él tuve más fuerza de la que esperaba) nació Alex, a las 20:11 pm, pesando 3,780k; pedazo de bebé. Super sano, super lindo, lo primero que le miramos fue la nariz, exactamente igual a la mia, y la trompota de pato también heredada de mamá, Razgos parecidos a mi hermana, todo un Rodriguez el niño, y todo un llorón también, pero hay que entender que salió del paraiso y entró en una sala con muchas luces y agujas por todos lados. La emoción que tenia cuando lo vi ahi, todo chiquito, revoleando sus manotas para todos lados, a upa de su papá en ropa azul, fue lo mejor del mundo después de tanto trabajo y dolor, y espera.
Después solo nos quedó volver a la habitación, cruzandome en el camino de rally en camilla con toda mi familia, amigos; para ir a darle por primera vez el pecho a mi gordo, aunque en el momento no le cazaba la onda ni un poco pobre. Ochenta celulares sacando fotos a nuestro alrededor, gente que lo queria ver y las enfermeras que desesperaban porque eran una banda y el horario de visita habia terminado hace rato. Y después dormir, nada más que eso. Papá mamá y Alex planchados en tan solo minutos, hasta el dia siguiente, solo para esperar un dia más con ansias y poder volver a casa.

Hoy, Viernes Once de Diciembre, 2009 
Las cosas vienen muchisimo mejor después de un par de días de tomarle la costumbre a todas estas responzabilidades nuevas, los pañales, la dieta, la teta, los llantos a la madrugada, lo dolores de panza del gordo, la vida nueva. Al fin puedo caminar como una persona normal (bueno... kind of), en unos dias voy a poder empezar a ejercitarme, la casa ya no esta tan llena de gente, Alex duerme mejor, come mejor, y por ende, yo también. Estoy ansiosa por poder hacer la vida que hacia antes de nuevo, con mi gordito, y mi papáoso lindo que se mata trabajando y pobrecito también me re banca con mis locuras. Estoy más que segura de que esto fue lo que más necesitaba en mi vida, para crecer y seguir adelante, para ser feliz, como se supone que me merezco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

banner

banner