Seguidores

Una mañana alcoholica

Me  había acostumbrado al verano eterno
a que sean las cinco y ya dore el sol
pero llueven mares.
Lo único que voy a decir este
amanecer de ocho de marzo
es que baile musicales añejos, discos
llenos de polvo
vilma palma
jugué con espuma de carnaval,
me reí
y por sobre todas las cosas
todo me chupa un huevo
porque se quien soy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

banner

banner